Cuanto te amo mi Señor,
que mi vida sin tu Amor
nada se estima, con tu Pasión,
y al verte clavado morir en la cruz,
por mi pecado querer dar tu salvación.

Que es de mi vida sin tu Amor?
Tú eres la salida a mi condenación,
porque en tu Sangre está la redención,
que ha dado a mi vida un gran valor.

Tú por mí te entregaste para la salvación
de mi cuerpo y mi alma que tuvo dolor,
al momento de separarte de mi corazón
porque sólo soy un pobre pecador.

Llena mi vida de ese ardor,
y queme por dentro el Espíritu Consolador,
esta sangre que por mis venas pasó
para que se haga tuya mi Pasión con tu Amor.

Publicado por Wordmobi

Anuncios