Preámbulo:

Anoche, en el grupo de voluntarios para la JMJ a Río de Janeiro de 2013, hubo una pequeña conversación algo entretenida acerca de este tema, que para nosotros los Cristianos, y particularmente los Católicos, es bastante clara hacer una pequeña diferencia entre los tipos de amor que puedan existir. Y si, los diferentes tipos de amor que puedan existir y que los antiguos pensadores griegos diferenciaron claramente en 3 verbos diferentes (ἀγάπη [ágape], Ἔρως [eros] y φιλία [filia]).

Reflexión:

¿Como así que existen esos 3 tipos de amor? Si, existen realmente 3 tipos de amor, que son el eros (de donde proviene la palabra erótico), la filia (de donde proviene la palabra familia o filial) y la palabra ágape (que hoy en día ha sufrido un pequeño cambio y se usa para los compartir entre familia y amistades muy allegados, pero éste es el culmen de los 3 tipos de amor)

Y es que, dentro de la conversación se llegó a decir que puede haber una amor que no sea verdadero, ¿pero a cual amor se hace referencia cuando se habla de un amor no verdadero? ¿Acaso sería del eros? ¿O sería mas bien del filia? ¿O será del ágape?

Según la Real Academia Española (en su versión digital) dice:

eros.
(Del gr. ἔρως, amor).
1. m. Conjunto de tendencias e impulsos sexuales de la persona.

filia.
(Del gr. φιλία).
1. f. Afición o amor a algo.

ágape.
(Del lat. agăpe, y este del gr. ἀγάπη, afecto, amor).
1. m. Comida fraternal de carácter religioso entre los primeros cristianos, destinada a estrechar los lazos que los unían.
2. m. banquete (‖ comida para celebrar algún acontecimiento).

Claramente podemos determinar que un amor no verdadero es aquel que nos impulsa a los deseos o apetitos sexuales únicamente, donde sólo queremos saciar ese deseo mediante estos actos. Y un ejemplo de ello se puede ver comúnmente al momento de escuchar a amigos o amigas decir:

Hice el amor con tal o cual persona

Aquí podemos saber, desde ya, que sólo pudo saciar su deseo o apetito sexual, no irá mas allá de eso. Y el Apóstol San Pablo nos dice claramente:

…Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo. Y Dios que resucitó al Señor, nos resucitará también a nosotros con su poder. ¿No saben acaso que sus cuerpos son miembros de Cristo? ¿Cómo voy a tomar los miembros de Cristo para convertirlos en miembros de una prostituta? De ninguna manera. ¿No saben que el que se une a una prostituta, se hace un solo cuerpo con ella? Porque dice la Escritura: Los dos serán una sola carne. En cambio, el que se une al Señor se hace un solo espíritu con él. Eviten la fornicación. Cualquier otro pecado cometido por el hombre es exterior a su cuerpo, pero el que fornica peca contra su propio cuerpo… (1 Cor 6, 13 – 18)

En este caso, la fornicación hace referencia al amor que los griegos llaman eros, que por sí sólo no es puro ni santo, para que eso suceda, debe ir acompañado de otro amor, que por sí sólo, es puro y perfecto (ya hablaré de eso mas adelante).

Ahora bien, la filia se produce por los familiares de cada persona, cuando se hacen amistades, cuando algo te apasiona, como el trabajo, el arte, entre otras cosas. Es lo que en Inglés se dice “feeling”. Un ejemplo claro de esto es cuando alguna persona dice:

Tengo feeling con tal y cual persona

Aquí no se esta haciendo referencia al eros, aunque muchas veces las personas lo confunden con ese, pero es algo así como que sin tratar a esa persona, sin conocerla, a primera vista le hace sentir bien con tan solo mirarla o hablarle.

Por último, explicar el ágape es aun mas complicado, pero es mucho mas que un simple compartir (como dice en la Real Academia Española) o una comida familiar, o un banquete. Aunque lo asocian muy bien al decir que es una comida fraternal entre los primeros cristianos, no es la verdadera traducción, dado que el mismo Cristo realizó el primer y perfecto ágape con sus discípulos en la última cena:

…Mientras comían, Jesús tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: «Tomen y coman, esto es mi Cuerpo». Después tomó una copa, dio gracias y se la entregó, diciendo: «Beban todos de ella, porque esta es mi Sangre, la Sangre de la Alianza, que se derrama por muchos para la remisión de los pecados. Les aseguro que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta el día en que beba con ustedes el vino nuevo en el Reino de mi Padre»… (Mt 26, 26 – 29)

Así que este ágape es mas que una cena cualquiera, es la entrega total y perfecta de su vida por nosotros y por nuestros pecados, y termina llevándose a cabo en la cruz, donde fue derramada su sangre:

…Jesús, cargando sobre sí la cruz, salió de la ciudad para dirigirse al lugar llamado «del Cráneo», en hebreo «Gólgota». Allí lo crucificaron; y con él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en el medio… (Jn 19, 17 – 18)

Y un poco mas adelante dice:

…Después, sabiendo que ya todo estaba cumplido, y para que la Escritura se cumpliera hasta el final, Jesús dijo: Tengo sed. Había allí un recipiente lleno de vinagre; empaparon en él una esponja, la ataron a una rama de hisopo y se la acercaron a la boca. Después de beber el vinagre, dijo Jesús: «Todo se ha cumplido». E inclinando la cabeza, entregó su espíritu… (Jn 19, 28 – 30)

Dando así real cumplimiento de las escrituras y de su Palabra. Así que ágape es mas que un compartir con familiares y amigos, un ágape es la entrega total, es el amor perfecto, es el amor que complementa los otros 2 tipos de amores, sin este amor los otros 2 no son puros ni santos por sí solos, necesitan de ésta que es el culmen de los amores, el que perfecciona todo y lo hace todo.

Y es tan puro y perfecto este amor, que desde ese mismo día, en que Cristo Jesús lo hizo con sus discípulos, hasta el día de hoy el ágape no ha dejado de hacerse en la Iglesia Cristiana Católica, porque sigue siendo el sacrificio de amor perfecto que haya podido vivir la humanidad.

Despedida:

Por eso mis amados hermanos, el dejar de asistir un solo día de este sacrificio es negar abiertamente el amor que Cristo entregó por ti y por mí. Como conclusión de esa conversación que tuvimos los voluntarios, para mí, es que no hay un amor mas puro que aquel que entrega su vida por otra persona, y no solo lo ama por que sea un familiar o amigo, sino que ese amor va mucho mas allá de eso, trasciende a lo divino y espiritual.

Dios y la Santísima Virgen los colmen de bendiciones, los guíen por el camino del bien, los llenen de su misericordia infinita, los acompañen siempre por donde vayan y los haga hombres y mujeres de paz.

Dios les bendiga hoy, mañana y siempre.

Un fuerte abrazo de paz y amor en Cristo Jesús, Salvador y Redentor nuestro.

NOTA:
Algunas definiciones tomadas también de:
Ágape Wikipedia
Eros Wikipedia
Filia Wikipedia

Anuncios