Etiquetas

, ,

Preámbulo:

Esta vez no escribiré de mi religión Cristiana Católica, esta vez será acerca de las pasada elecciones regionales que tuvo Venezuela el pasado 16 de Diciembre de 2012.

Es un poco tardío escribir al respecto, ya que han pasado unos 3 días desde que sucedieron estas elecciones, y realmente he tenido muy poco tiempo para sentarme a escribir al respecto, y también porque estos últimos comicios electorales han dado mucho que pensar, no solo de los responsables sino del “pueblo”.

Reflexión:

Y es que, nunca antes había visto tanta abstención en unos comicios electorales, nunca antes había sentido la apatía de las personas para ejercer su derecho al voto, el 38% (en el estado donde yo vivo) no fue a ejercer su derecho.

Pero eso no es lo peor del caso, y es que el problema de nuestro pueblo es que no aprende de los errores del pasado, nuestro pueblo (en su mayoría, lo dice el 52,22% de quienes ejercieron su voto) se deja llevar mas por el fanatismo, o se deja llevar por un puesto en una empresa, o se deja llevar por la comida que me están “regalando” en estos momentos y no piensan por un verdadero futuro para sus propias familias.

Llevamos casi 15 años con el mismo gobierno, y la gente que esta en la miseria, ¿ha salido de ella? Los niños en la calle, ¿ya tienen un hogar donde vivir? Los desempleados, ¿ya tienen empleo? Y la parte que mas me gusta (irónicamente hablando, y disculpen), ¿que ha pasado con la inseguridad? ¿Hay menos robos, secuestros, asesinatos? Ah! Claro! Es mas fácil para alguien decir “El que no le guste la inseguridad que se vaya del país”, cuando está rodeado por decenas de personas que le cuidan la espalda.

Y resulta realmente lamentable que seamos un país tan rico en recursos pero tan pobres de mentalidad, porque preferimos (me incluyo solo por ser parte de esta “sociedad”) un gobierno que en vez de capturar verdaderos maleantes, prefiere buscar a unos poco que no están de acuerdo con su forma gobierno llamándolos “traidores a la patria”. Tristemente hay mas muertes violentas en nuestro país que en países en guerra (Según lo explican en La Nación en un artículo del 10 de Junio del presente año). Y este hecho le parece a los gobernantes de esta nación algo insignificante, aparentemente.

Y por supuesto que somos uno de los países mas violentos de América Latina y el mundo, porque, a pesar que estamos en el puesto 71 a nivel mundial en cuando al índice de desarrollo humano de las Naciones Unidas (Según Wikipedia), la calidad de la educación en Venezuela ha disminuido drásticamente, donde se intenta enseñar en menos tiempo todo cuanto se debe aprender para ser un “profesional”, donde se imparten ideologías políticas y no se enseña lo realmente necesario u obligatorio, donde es prioridad salir a marchar a favor de un gobierno que estar presentes en el aula de clases, donde un profesor está en la obligación de aprobar a un alumno así este no haya aprendido nada.

Y hago mención a esto último, porque ese 52,22% dijo “SÍ” a un candidato que desde un principio planteó el retiro de la ayuda económica a aquellas personas que realmente desean superarse, a aquellas personas que verdaderamente quieren salir adelante, a aquellas personas que están dispuestas a sacar a esta bella Venezuela a flote.

Todo esto sin tomar en cuenta un pequeño detalle, ¿a donde irá ahora el dinero de esas becas? Muy avergonzado me siento en decir esto, pero Venezuela hoy en día, es el país con mayor percepción de corrupción en Latinoamérica (Según una nota de prensa en el diario El Universal).

También, Venezuela, es el país con mayor inflación en América Latina. Para el inicio del primer período presidencial del actual “presidente” (valga la redundancia), el sueldo básico correspondía a la cesta alimenticia, era posible ahorrar para un “futuro”, hoy en día se necesitan por lo menos 3 sueldos básico (o sueldos mínimos, como se dice aquí) para poder comprar la cesta alimenticia, y claro, pidiéndole a Dios que se consigan todos los productos, ya que hay escasés de algunos alimentos importantes que para aquel entonces, hablo del año 1998 aproximadamente,  el país producía todos los alimentos y tenía hasta la capacidad de exportarlos, hoy en día hasta eso se importa.

Realmente, este pasado Domingo, Día del Señor, estuve sumamente indignado de este pueblo ignorante de su historia y de sus raíces; indignado de un pueblo que sólo piensa en que lo mantengan y no en buscar honradamente cuanto necesita; indignado de haber elegido como “Gobernador” a una persona que está donde mejor le “paguen” y no sigue a un pueblo noble.

Muchas entrevistas van y vienen al respecto, y siempre lanzan una pregunta, “¿Estos números deben tener una lectura?”. Y yo, sinceramente les digo, aunque no soy experto en la materia y no lo quiero ser, la lectura de esos números es que somos un pueblo ignorante y conformista, que no luchamos sino que nos dejamos vencer (OJO, no todos somos así). No queremos aprender de estos casi 15 años de gobierno, no queremos aprender del pasado, no queremos aprender de todas aquellas cosas que nos suceden.

Por eso admiro al pueblo de Israel, ellos son quienes son gracias a su historia, porque saben su pasado, lo estudian y hasta se las aprenden de memoria, y para muestra sólo hay que leer la Biblia. Desde el principio de la historia hasta la vida de Cristo, todo está allí, desde la creación del mundo hasta la muerte y resurrección del Mesías que tanto habían esperado se encuentra detallada en esos libros tan llenos de vida hoy en día.

Despedida:

Por tanto mis hermanos amadísimos de Venezuela, aprendamos de nuestra historia, no vivamos nuevamente el pasado, podemos escribir un futuro diferente para nuestro país. Dejemos de seguir viviendo en la miseria y salgamos adelante, como todo venezolano que somos. Seamos verdaderos llaneros, seamos verdaderos gaiteros, seamos verdaderos abanderados de nuestro tricolor patrio y coloquemos a nuestra verdadera Venezuela donde debe estar, en la cima de todas las cosas buenas.

Dios y la Santísima Virgen los colmen de bendiciones, sabiduría y fortaleza siempre para seguir adelante en todo!

Anuncios