Etiquetas

Hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo, y me quieren juzgar porque espero en la resurrección de los muertos… Porque sabemos que Cristo ha resucitado y nos resucitará el último día. Las personas que no conocen a Cristo y que no creen en Él nos señalan constantemente porque tienen puesta su fe y su vida en las cosas de este mundo.

Verdaderamente Cristo ha resucitado y se nos ha entregado de esta manera para que nosotros creamos en su vida y para que lo amemos como Él nos ama. Y nos ama de tal manera que no cesa de orar por nosotros, no cesa de interceder por nosotros ante el Padre para que estemos con Él y Él en nosotros.

Cristo quiere que vivamos en Él, quiere que estemos en Él para que así podamos resucitar en Él el último día. Porque esta vida que tenemos es una vida pasajera, es una vida para que encontremos al verdadero Amor, es una vida para que experimentemos y vivamos con el verdadero Amor, ese Amor con que han sido creadas todas las cosas.

Por tanto, amados hermanos, no nos apartemos de Cristo Jesús, porque Él nos da la vida y una vida en abundancia, llena de esperanza, una vida completa en la unidad del Amor, con fe de que ya estamos viviendo en el Reino de los Cielos; y no nos preocupemos por aquellos que nos señalan y nos juzgan, más bien, oremos por esas personas para que, al igual que nosotros, encuentren el amor de Cristo y puedan ser justificados el último día.

Anuncios