Etiquetas

, ,

Ustedes son luz del mundo… Somos esa luz que el mundo necesita, pero no porque nosotros irradiemos esa luz por cuenta propia, nosotros transmitimos la luz del Espíritu Santo que habita en nuestros corazones, somos la luz de Cristo que se refleja cuando hacemos las cosas de Él.

Así como el alma es necesaria para el hombre, así deberíamos ser los cristianos para el mundo, porque somos los portadores del Evangelio, porque somos los que debemos llevar la Buena Noticia a las naciones, porque somos la luz de Cristo en medio de este mundo corrompido, porque somos la sal de este mundo que no tiene sabor.

Porque Cristo, desde antes de nacer, ya nos había elegido para ser partes de su pueblo santo, porque ya nos ha elegido para cumplir una misión importante, que le demos el amor, el sabor y la luz de Cristo que llevamos dentro de nosotros.

Por tal motivo, amados hermanos, no dejemos de amar a Cristo para que sigamos siendo esa luz que este mundo necesita, sigamos amando a Cristo para que las demás personas vean en nosotros ese amor que Dios le tiene al hombre y que lo quiere salvar, seamos portadores de esa luz que guía a las personas a la santidad.

Anuncios