Etiquetas

Iluminen al mundo con la luz del Evangelio reflejada en su vida… Esa misma luz que se nos ha dado en el bautismo, viviendo el Evangelio con nuestras vidas, dando fe, certeza y seguridad de que la Palabra de Dios puede actuar en nuestros corazones y en nuestra vida, proclamando a Jesucristo como cuanto es, el único y verdadero Señor de la vida.

Por tanto, amados hermanos, busquemos a Cristo Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre, para que siga iluminando nuestras vidas, y podamos nosotros seguir dando luz a este mundo que tanto lo necesita hoy en día.

Anuncios