Etiquetas

, , , , , , ,

Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y amará al otro (Mt 6, 24)… O acaso aquel que tiene más de una obligación las atiende a todas por igual? O, no es cierto que, quién tiene más de un trabajo se inclina más por aquel que le parece mejor?

Cristo Jesús nos enseña a poner nuestro corazón y nuestra confianza, no en las cosas terrenas, no en las cosas materiales, no en las cosas pasajeras, porque todo aquel que pone su confianza en esas cosas morirá para siempre.

En cambio, nosotros los cristianos, debemos poner todo nuestro ser en las cosas celestiales, debemos vestirnos con las armaduras de la luz, debemos revertirnos con los trajes del Amor, de la esperanza y de la fe en Aquel que todo lo puede.

O es que Dios no nos dijo, amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu ser? No es acaso Dios el creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible e invisible?

Por tanto, amados hermanos, no nos dejemos llevar por las situaciones de este mundo, no coloquemos nuestros corazones en las cosas materiales, busquemos más bien, la santidad, la felicidad en Dios, Señor de la vida, los bienes celestiales, el Amor verdadero, que es el que proviene del Señor.

Anuncios