Etiquetas

, ,

Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia (Mt 16, 18)… Una Iglesia cimentada sobre la verdadera Roca, construida en los Apóstoles, dirigida por Pedro, pero con las bases en Cristo Jesús y sostenida por el Espíritu Santo, para la alabanza de Dios Padre.

Esta Iglesia, fundada por Cristo Jesús, no es una edificación cualquiera, no son 4 paredes dónde tenemos una reunión social, dónde simplemente compartimos 1 o 2 horas con otras personas, esta Iglesia, fundada para la alabanza a Dios Padre, somos cada uno de nosotros que, movidos, empujados, transformados por el Espíritu Santo, somos congregados en un mismo Cuerpo, formando una sola Iglesia y dirigida por un sólo Pedro, a quién se les dio las Llaves del Cielo.

Sólo en la Iglesia Universal, sólo en la Iglesia Católica, sólo en la Iglesia Apostólica sigue ese Pedro, sigue la tradición que Cristo Jesús comenzó entregando su Cuerpo y su Sangre, sólo en esta Iglesia se encuentra el depósito de la fe.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, sigamos viviendo nuestra fe entregada a los primeros discípulos y que se ha transmitido a través de los siglos en esta Santa Iglesia, dirigida hoy por el Santo Padre Francisco, y que nos alimenta constantemente del verdadero Cuerpo y de la verdadera Sangre de Cristo Jesús, que entregandose por amor a nosotros, nos liberó de la esclavitud eterna y nos salva.

Anuncios