Etiquetas

Si ustedes no creen en mí, también irán a la ruina (Is 7, 9)… Porque aquel que no crea en Dios, construye su vida en el vacío, construye su vida con inestabilidad, construye su vida con cosas efímeras y sin valor alguno.

Creer en Dios no es solamente tener la certeza que existe, no es solamente entender que necesitamos de Él y que lo podemos encontrar en cualquier lugar, creer en Dios implica aceptar un estilo de vida que Él te propone, es aceptar y poner en práctica las cosas que nos propone, para que así nuestra vida pueda estar cimentada sobre Él mismo, para que así nuestra vida se edifique sobre una roca fuerte y sólida.

Por tanto, mis amados hermanos, vivamos según el plan de salvación que Dios tiene para cada uno de nosotros, vivamos según sus leyes y sus mandatos, vivamos cada día con la esperanza de ver a Dios en su gloria, vivamos cada día sintiendonos cada vez más amados por Él, porque quiere que nosotros tengamos vida en abundancia, quiere que estemos con Él en la vida eterna.

Anuncios