Etiquetas

Canta de gozo y regocijate, Jerusalén, pues vengo a vivir en medio de ti (Za 2, 14)… Alegremonos porque viene a habitar nuestros corazones, saltemos de gozo porque Dios ha querido quedarse con nosotros y en nosotros, porque ha querido que nosotros vivamos el amor que Él mismo nos ha dado, el amor que Él mismo nos ha demostrado.

Vivamos en la alegría del Señor, amemoslo y alabemoslo por sus grandes hazañas, porque ha escogido a una Virgen para encarnarse, para hacerse hombre, para hacerse uno de nosotros, para entregarse al calvario para nuestra salvación, para que así como Él resucitó, nosotros resucitemos en Él.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, abramos nuestros corazones, dispongamos nuestra vida, preparemos nuestro espíritu, para que Cristo, que se ha hecho hombre, habite dentro de nosotros, y así podamos llevar con gozo y alegría su Palabra, su vida, su Evangelio a todas las naciones.

Anuncios