Etiquetas

, ,

Este pasado fin de semana, el Programa Nacional Jornadas de Juventud de la Pastoral Juvenil de Venezuela, de la cual soy miembro, tuvimos una reunión con todos los coordinadores y participantes de este programa, para definir y organizar los eventos que habrán proximamente en Venezuela. Se definieron muchos puntos que, a mi parecer, son muy importantes aclarar como Programa.

Definitivamente, la Iglesia Católica en Venezuela se está ocupando de aquellos espacios en los cuales se está perdiendo mucho terreno, en los jóvenes, en aquellos que son el presente y el futuro, no sólo de la Iglesia sino también de la sociedad, queriendo rescatar aquellas personas que necesitan del apoyo de alguien.

Es una bendición, al menos para mí, ser parte de un programa que quiere incentivar, quiere promover, quiere ayudar a aquellas personas que de una u otra manera necesitan el apoyo de alguien o necesitan algún tipo de orientación, promueven las actividades eclesiales y sociales para la integración de los jóvenes dentro de la sociedad, no sólo local, sino nacional e internacional.

La Iglesia Católica en Venezuela sigue dando pasos hacia la santificación de su pueblo, sigue dando pasos por el bienestar de las ovejas del Señor Jesús, sigue dando pasos a mejorar los ambientes que se han estado perdiendo, desde el punto de vista en el cual yo lo veía. La Igllesia Católica en Venezuela está colocando sus esfuerzos en aquellos de quienes es el Reino de los Cielos.

Quiero agradecer a muchos por tener en cuenta a éste indigno siervo del Señor, a este servidor que sólo quiere que otros muchos conozcan el amor de Cristo, pero le quiero dar las gracias especialmente a un gran compañero, Pedro Sandoval, quien ha querido que lo acompañe en este programa.

Ahora sé, hoy más que nunca, que la Iglesia Católica sigue viva, sigue llena del Espíritu Santo que la santifíca y la guía hacia el Reino del Padre.

Anuncios