Etiquetas

, ,

El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo (Mt 13, 44)… Aquel que encuentre ese tesoro no lo querrá soltar, aquel que encuentre ese tesoro se aferra a él y no permite que nadie se lo quite.

El Reino de los Cielos es tan valioso para quién lo encuentra que vende todo cuanto tiene para quedarse en él, es tan valioso para quién lo encuentra que lo deja todo por él.

Es un tesoro escondido entre tantas cosas vanas, entre tanto egoísmo, entre tanta oscuridad, entre tanto abuso, entre tanta corrupción. Es un tesoro escondido que para poder encontrarlo es necesario humillarse, es necesario reconocernos pecadores delante de Dios y de los hombres.

Por eso, mis amados hermanos, si queremos ser felices, si queremos vivir en paz, si queremos vivir en el amor, busquemos incansablemente ese Reino, que para este mundo se encuentra oculto, pero para las personas que no son de este mundo es el tesoro más preciado, es el tesoro más valioso, es el tesoro que permanece hasta el final de los tiempos en nuestros corazones.

Anuncios