Etiquetas

Pues dónde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos (Mt 18, 20)… Está en medio de aquellas personas que se reúnen entorno a Él para elevar las peticiones al Padre que están en nuestros corazones, está en medio de nosotros para aliviar nuestros corazones de las penas que sufrimos, está en medio de nosotros para consolar y aliviar nuestros sufrimientos.

Cristo Jesús siempre estará presente en medio de nosotros cada vez que nos acercamos a Él con un corazón sincero, que nos acerquemos con un corazón contrito y humillado, que nos acerquemos verdaderamente arrepentidos, que nos acerquemos también para darle gracias por todas las bendiciones que se reciben.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, la fe no la podemos vivir aislados de las demás personas, la fe debemos compartirla y vivirla en comunidad, entorno a Aquel quién dio la vida por nosotros en la cruz, entorno a Aquel que quiso redimirnos de nuestros pecados entregando su Cuerpo y su Sangre.

Anuncios