Etiquetas

,

Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque son semejantes a sepulcros blanqueados (Mt 23, 27)… Y que es un sepulcro blanqueado? Es una tumba que ha sido limpiada por fuera, pero por dentro están podridas! Mas Cristo no nos llama a ser de ese tipo de personas, al contrario, nos llama a ser luz para el mundo, o acaso una tumba tiene dentro de sí una luz que nunca se apague? Y si la tuviere, a quién da luz? A un muerto?

Cristo ha venido a entregarnos su vida al pueblo de Dios, Cristo vino a reconciliar al mundo con el Padre, no vino a condenar a nadie, ni a colocar una carga a alguien que no pueda soportar, Él no ha venido a destruir al hombre ni a hundirlo, vino a darle plenitud con su Amor, su entrega y su servicio, vino a enseñarnos como debemos vivir para tener una vida santa, según la voluntad de Dios.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, no dejemos para nosotros la fe, compartamos nuestras experiencias con Dios, renovemos siempre nuestro interior, nuestro espíritu, nuestra alma, no impongamos cargas pesadas a los demás, al contrario, demos el amor de Cristo a los demás.

Anuncios