Etiquetas

, ,

Entonces Jesús le dijo a Simón: “No temas; desde ahora serás pescador de hombres” (Lc 5, 10)… Y por que temer? Es Cristo mismo quién nos envía a buscar a esas personas que están por el mundo sin saber que Él ha resucitado, que Él nos ha dado la salvación y nos perdona nuestras faltas, nuestras culpas, nuestros pecados.

Cristo Jesús sabe muy bien las dificultades que nosotros podamos tener, sabe de nuestras incapacidades, sabe de nuestros defectos y nuestras limitantes, pero aún así, quiere que naveguemos más adentro, quiere que nos aventuremos en su camino, colocando nuestra confianza, nuestra fe y nuestra esperanza en Él, quiere mostrarnos quién es Él verdaderamente, porque sabe que con nuestros propios medios no llegaremos a entender que Él es el Mesías.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, no dejemos de escuchar su voz, sigamosle y lancemonos a la mar junto a Cristo, lancemos las redes de nuestro testimonio, de nuestro estilo de vida, de fe, esperanza y amor, para que así podamos, con la ayuda de Cristo Jesús, ser pescadores de hombres, para que así sigamos construyendo la Iglesia de Cristo, para que así sigamos construyendo el Reino de Dios.

Anuncios