Etiquetas

Hermanos: procuren que todos nos consideren como servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios (1Cor 4, 1)… Como nos pueden considerar servidores de Cristo? Como pueden ver los demás que nosotros seguimos a Cristo Jesús y no a los hombres? Viviendo la Buena Noticia nosotros mismos, así las demás personas sabrán que lo seguimos a Él y no a los hombres, también visitando enfermos, visitando a los encarcelados, dando pan al hambriento, dando agua al sediento, consolando al afligido.

Y como podemos ser administradores de los misterios de Dios? Sólo a los sencillos se les ha revelado el Reino de Dios, sólo a las personas humildes se les ha dado esta Buena Noticia, los administradores de los misterios de Dios somos cada uno de nosotros que acogemos el Evangelio, somos cada uno de nosotros que queremos llevar esa Buena Nueva a las demás personas, transmitiendo la verdadera fe en Cristo Jesús, dando a conocer el plan de salvación que Dios tiene para la humanidad, y es que su Hijo Unigénito ha muerto en la cruz por nuestros pecados, ha resucitado y está sentado a la Derecha del Padre, que nos ha dejado un plan de vida, entregandonos a los demás, sirviendo al más necesitado, ayudando al prójimo, amando a nuestros amigos y enemigos.

Por eso, mis amadísimos hermanos, sirvamos al Señor con alegría, vivamos el Evangelio con pasión, escuchemos la Palabra de Dios, llevemos la Buena Nueva a todas partes dónde vamos, para que así podamos ser servidores de Cristo Jesús y podamos ser también administradores de los misterios de Dios, con las enseñanzas que nos da nuestra madre Iglesia Católica.

Anuncios