Etiquetas

Y tenía curiosidad de ver a Jesús (Lc 9, 9)… Y quién no tendrá curiosidad de ver al Señor con todas las obras que hacer? No es acaso Él quién hace que todo sea posible en nosotros? Como pudiéramos nosotros mostrar a Jesús, para quienes no creen lo puedan ver? O, no es eso lo que el cristiano hace, mostrar a Cristo para la conversión de quienes no creen?

Esto es una decisión que debemos tomar cada uno de nosotros, aceptarlo a Él en nuestras vidas y en nuestro corazón primeramente, estar verdaderamente conciente que Él mismo vive en nosotros, que está muy cerca de nosotros y nos acompaña en todo tiempo, y tener presente siempre que la mejor manera para que otra persona quiera ver a Cristo sea porque nos ven el verdadero amor por Él, siendo verdaderos testigos del Evangelio, proclamando y anunciando la Buena Noticia con nuestros actos.

Por tanto, amadísimos hermanos míos, veamos a Cristo en todas las cosas que se nos presentan, pero especialmente en la Eucaristía, dónde se nos presenta Él mismo tal cual es, vivamos con profundo amor cada encuentro que tengamos con Él, y dejemoslo entrar en nuestras vidas para que seamos instrumentos de salvación para los demás.

Anuncios