Etiquetas

El que empuña el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios (Lc 9, 62)… Y, por que vamos a mirar hacia atrás? Si vamos a hacerlo, que sea para reconocer nuestros errores y enmendarlos, pedir perdón de lo malo que hemos hecho y por lo bueno que hemos dejado de hacer, de nada nos sirve vanagloriarnos de las cosas buenas que hicimos, de nada nos sirve estar pendiente de esas cosas si no es para dar gloria a Dios, de nada nos sirve quedarnos en el pasado porque viviremos eternamente el pasado y no el presente.

Y para que vivir del pasado? Por algún momento que la hayamos pasado bien? Por que nos agradó algún momento de nuestra vida? Por que conocimos personas que no volverán? Por que eran mejores momentos y ya no lo son? La fe, la fortaleza, la esperanza, la confianza, la paciencia, todas se fortalecen viviendo el día a día, todas se ejercitan mediante las dificultades, todas se edifican mirando a Aquel quién nos da realmente la felicidad, Aquel que nos amó primero, Aquel quién nos ha entregado la creación para que vivamos en ella y así conocer el amor.

Por tanto, amadísimos hermanos míos, no quitémos la vista de nuestro Señor Jesucristo, miremos y hagamos esfuerzo para llegar a la meta, coloquemos nuestra confianza en Dios quién es la base sólida de nuestra vida, quién es el dador de todo amor, quién es el Señor de señores, quién nos ama y nos perdona en todo lugar y en todo momento.

Anuncios