Etiquetas

Señor, no te has dado cuenta de que mi hermana me ha dejado sola con todo el quehacer? (Lc 10, 40)… Y que vamos a hacer mientras estamos con el Señor? No es mejor escucharlo, estar pendiente de su predicación? O es preferible realizar los quehaceres y descuidar aquello que el Señor nos quiera decir?

Y si las demás personas han decidido optar por la mejor parte, por que buscar la manera de hacer otra cosa? Y si ese es el trabajo que nos toca, por que estar pendientes de cuanto hacen los demás? No es mejor hacer cuanto nos toca a nosotros sin mirar a los otros?

Por eso, amadísimos hermanos míos, tengamos siempre nuestra casa limpia, nuestro corazón arreglado, no sea que llegué nuestro Señor y perdamos el tiempo limpiandolo y nos perdamos sus enseñanzas, y no estemos pendiente de que hacen los demás, fijemonos más bien si han optado por la mejor opción, y de ser así, sigamos su ejemplo, sin criticarlos y sin juzgarlos.

Anuncios