Etiquetas

, ,

Porque muchos son los llamados y pocos los escogidos (Mt 22, 14)… Serán pocos los elegidos, no porque Dios no quiera que estemos con Él sino porque nosotros mismos no queremos estar con Él, porque Él envía a buscarnos, sale a nuestro encuentro, nos viste con un traje de gala para el banquete de bodas, la boda de su Hijo con la Iglesia.

Y cual es ese traje de gala? De que nos viste nuestro Señor para poder entrar al banquete eterno? Nos ha vestido con un traje de santidad, un traje que recibimos mediante el bautismo, un traje que nos hace sus invitados especiales, un traje que nos limpia de las cosas de este mundo y nos hace parte del Reino de los Cielos.

Por tanto, amadísimos hermanos míos, revistamonos del traje de Cristo, revistamonos del traje de la luz, revistamonos del traje de la santidad, y estemos dispuestos a llevar ese traje en nuestras vidas para que podamos asistir a las bodas del Hijo del Rey.

Anuncios