Etiquetas

, ,

En estos dos mandamientos se fundan toda la ley y los profetas (Mt 22, 40)… Sólo dos mandamientos para cumplir la Ley de Dios, sólo dos mandamientos son necesarios para nuestra salvación, sólo dos mandamientos nos llevan a la vida eterna, y es que, quién ama a Dios sobre todas las cosas también ama al prójimo, y aquel que ama al prójimo, que podrá hacer en su contra?

En efecto, quién ama a Dios lo demuestra amando a su hermano, pero si no ama a su hermano a quién ve, como puede amar a Dios a quién no ve? Y si ama a su prójimo como a sí mismo, que le hará de malo si no se quiere nada malo para sí mismo? O es que acaso alguien desea para sí mismo algo malo?

Por tanto, mis amadísimos hermanos, la salvación de nuestra vida consiste no en medir el amor sino en amar sin medidas, sin importar quién es ni que ha hecho, la salvación de nuestra alma consiste en amar hasta que duela, y aún cuando duela seguir amando, o es que Cristo Jesús no nos amó incluso hasta la muerte? Vivamos entregando el amor que se nos ha sido entregado en la cruz.

Anuncios