Etiquetas

Señor, es verdad que son pocos los que se salvan? (Lc 13, 23)… Por que estar pendientes de algo que sólo el Padre sabe? No deberíamos más bien preocuparnos por buscar más almas que se salven y salvar la nuestra? En vez de preocuparnos si serán muchos o pocos los que se salvan, deberíamos ocuparnos y trabajar para que sean muchas las almas que se salven.

Y como nos ocupamos para buscar almas para el Señor? Como podemos trabajar para que nuestros hermanos se salven? Podemos trabajar de muchas maneras, y una de ellas es amando sin limites a todos, amigos y enemigos, conocidos o desconocidos, ricos y pobres, negros y blancos, altos y bajos, hombres y mujeres, de cualquier país y religión, y también llevando la Buena Noticia a todos ellos.

Por eso, mis amadísimos hermanos, quién ama corrige, quién ama educa, quién ama enseña, quién ama cumple la voluntad del Padre y no está pendiente de cuántos se salvarán sino que se ocupa en buscar más almas para que se salven, porque aquel que tiene a Dios en su corazón busca que los demás también lo tengan, para que vivan en el verdadero y único amor, en Cristo Jesús.

Anuncios