Etiquetas

En resumen, no pueden servir a Dios y al dinero (Lc 16, 13)… Porque no se pueden amar las cosas celestiales y terrenales a la vez, no se puede ser caliente y frío al mismo tiempo, no se puede amar y odiar; aunque podemos usar el dinero para llegar a Dios, no debemos tenerlo como lo más importante, sobre todas las cosas está Dios y el prójimo.

Y como así que podemos usar el dinero para nuestra salvación? Como podemos llegar al Creador mediante lo creado? Entregándoselo, colocándoselo en sus manos y que se haga su voluntad, ayudando a los más necesitados, mirando al prójimo y cumpliendo las palabras de Cristo Jesús, dando comida al hambriento, dando bebida al sediento, vistiendo al desnudo.

Por tanto, amadísimos hermanos míos, no nos dejemos llevar por las cosas de este mundo, usemos las cosas de este mundo para llegar al Reino de los Cielos, no dejemos que un dios que no sea el verdadero nos seduzca y nos lleve al camino equivocado, oremos constantemente al Señor para que nos presente siempre el camino de la Verdad, del Amor y de la Vida, que es su mismo Hijo Unigénito, Jesucristo, Señor nuestro.

Anuncios