Etiquetas

Levántate y vete. Tu fe te ha salvado (Lc 17, 19)… Nuestra fe nos ha hecho entender que Jesús es el Señor y Salvador de nosotros, nuestra fe en Cristo Jesús permite que Él miro nos pueda curar de la lepra, del pecado, del mal obrar, de la ceguera, del odio, de la indiferencia.

Y es que la fe, el amor, la esperanza nos lleva a ser agradecidos, nos lleva a confiar en Aquel quién es capaz de sanar todas las heridas, capaz de curar toda enfermedad, capaz de transformar los corazones arrogantes, altaneros, soberbios, en corazones sencillos, humildes, bondadosos, la fe nos hace cada día más creyentes de Aquel quién nos dio la vida.

Por eso, amadísimos hermanos míos, pongamos nuestra fe en quién realmente da la vida, pongamos nuestra esperanza en quién realmente nos puede sanar de cuerpo y alma, pongamos nuestra confianza en quién realmente nos puede dar la salvación y la vida eterna.

Anuncios