Etiquetas

La gente pensaba que el Reino de Dios iba a manifestarse de un momento a otro (Lc 19, 11)… Pensamos que va a manifestarse, pero no vemos que ya está en nosotros, no tenemos en cuenta que el Reino de Dios lo podemos vivir desde ya, en este mundo, con nuestro hermanos, con el prójimo, con el necesitado, con los atribulados.

Y es que, para eso, Dios nos ha entregado unos talentos, el Señor nos ha dado unos dones, nos ha regalado a cada uno una serie de habilidades particulares para que podamos vivir en el Reino de los Cielos, pero debemos poner en práctica esos dones, debemos poner en práctica esos talentos para que no se queden estancados en nosotros, sino para producir otras habilidades, y así podamos ayudar a más personas, y así podamos llevar la Buena Noticia a nuestro prójimo, y así podamos vivir en nosotros ese amor que Cristo Jesús nos tiene.

Por tanto, amadísimos hermanos míos, que la desidia no sea parte de nosotros, más bien, trabajemos incansablemente por el amor que Dios nos ha tenido, y llevemos a nuestros hermanos el deseo de vivir ardientemente el Evangelio, para que así, disfrutemos desde ya vivir en el Reino de Dios, en el Reino que Cristo Jesús nos ha prometido estar si cumplimos aquello que nos dice la Palabra de Dios.

Anuncios