Etiquetas

Sí se mantienen firmes, conseguirán la vida (Lc 21, 19)… Si nos mantenemos firmes en la fe, si nos mantenemos firmes en la esperanza, pero mayor aún, si nos mantenemos firmes en el amor, en el amor que Dios nos tiene, en el amor que debemos dar al prójimo, en el amor que recibimos constantemente todos los días, conseguiremos la vida, pero no cualquier vida, no la vida terrenal, sino la verdadera vida, esa vida que nos da el Señor que dura eternamente.

Porque si permanecemos en el amor, que otra vida podemos esperar? Porque si no decaemos firmes en la fe, que vida nos podrán dar? Porque si permanecemos en la esperanza, que vida podremos alcanzar? Sólo aquella donde está la verdadera felicidad, donde está la verdadera paz, donde está la verdadera fidelidad.

Por eso, mis amadísimos hermanos, no decaigamos en proclamar el Evangelio, no dejemos de vivir la Buena Noticia en nuestros corazones y en nuestras vidas, no abandonemos nuestro trabajo por el Señor, aunque nos maltraten, nos injurien, nos encarcelen, nos difamen, porque en Aquel en quien tenemos puesto nuestro amor no nos abandonará y nos dará fuerza para seguir adelante.

Anuncios