Etiquetas

El primero a quién encontró Andrés fue a su hermano Simón, y le dijo: hemos encontrado al Mesías (Jn 1, 41)… Porque después de recibir la Buena Noticia no podemos hacer otra cosa que llevar esa Palabra a los demás, porque después que nuestros ojos del corazón ven a Cristo, ven el verdadero amor, ven la verdadera justicia, ven la verdadera paz, buscamos incansablemente la manera de llevar esa paz, esa justicia, ese amor a todos nuestros hermano, buscamos por todos lados la forma de llevar esa Buena Noticia a todas las personas.

Y ver dónde vive Cristo Jesús nos llena aún más de gozo, entender que Cristo Jesús siempre está a nuestro lado, y no sólo a nuestro lado sino en nuestros corazones nos debe impulsar aún más a llevar su Evangelio en nuestras vidas, en nuestros corazones, en nuestra forma de ser y tratar a los demás.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, visitemos al Cordero de Dios que quita todo pecado, Él se hace presente en cada Eucaristía, para que nosotros comamos y bebamos su Cuerpo y su Sangre, y de esa manera quedarse dentro de nosotros, visitemos su casa, que es el Sagrario, dónde está todos los días esperando siempre por nosotros, para darnos fuerzas, esperanza, fe, amor y poder así seguir adelante en nuestras vidas.

Anuncios