Etiquetas

Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso, ni aunque resucite un muerto (Lc 16, 31)… Porque ya Dios nos ha hecho muchas promesas, hemos pactado con Él muchas alianzas, pero no abrimos los oídos de nuestro corazón, no hemos querido entender ni hemos querido escuchar aquello cuanto Dios nos ha querido decir, aquello cuanto Dios quiere para nosotros.

Y todo cuanto nos dice está en la Ley que nos fue dada por medio de Moisés, y que nuestro Señor Jesús la explicó de una manera muy sencilla: “amando a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos”, y además nos propone un estilo de vida muy particular: las bienaventuranzas, que no es mas que el encarnar en nuestras vidas la Ley misma del Amor, no es mas que entregar nuestras vidas a los hermanos, no es mas que vivir en nuestras vidas y en nuestro corazón el Evangelio.

Por tanto, mis hermanos amadisimos, escuchemos atentamente la Palabra de Dios, prestemos atención a aquello que nos dicen los profetas, vivamos con el amor que viene de Dios, seamos bondadosos con los más necesitados, demos pan al hambriento y de beber al sediento, visitemos a los enfermos y encarcelados, sirvamos a todas las personas que necesiten de nosotros.

Anuncios