Etiquetas

Jesús dijo a Nicodemo: ” Así como levantó Moisés la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre” (Jn 3, 14)… Porque si la serpiente fueron curadas tantas personas mientras los judíos iban a la tierra prometida, con mucha mas razón somos nosotros salvados y reconciliados con el Padre por medio de Jesús, que fue clavado en la cruz, que ha querido entregarse con amor y por amor a nosotros.

Porque Dios ama tanto a la persona humana que no quiso guardarse para si a su Hijo, sino que lo entregó para darnos una nueva vida en Él, quiso que su Hijo derramara su Sangre preciosa para purificar nuestras almas, para blanquear nuestros espíritu, para liberarnos de la esclavitud del pecado y de la muerte y así darnos nueva vida en Él.

Por eso, mis amadísimos hermanos, reavivemos en nosotros ese sacrificio que hizo Cristo en el Calvario, actualicemos en nuestras vidas esa Pasión que vivió Jesús en la Eucaristía, seamos co-partícipes de esa entrega que realizó el Señor en el Monte de los Olivos.

Anuncios