Etiquetas

Jesús le dijo: “quieres curarte?” (Jn 5, 6)… El hombre después que Jesús le ofrece curarse se vuelve apático, se excusa en que nadie lo ayuda y al final nunca responde al Señor, y es que acaso ni somos nosotros así que nos ofrecen ayudarnos con soluciones reales a nuestros problemas y al final nunca contestamos? No es cierto que respondemos con excusas a Aquel que siempre ha querido que salgamos de los malos acontecimientos que nos suceden?

Por otra parte, estamos más pendientes de que hacen las demás personas y no hacemos nada por los otros, no vemos que los más desvalidos necesitan de nosotros, no vemos que los más indefensos esperan que nosotros hagamos algo por ellos, y hemos hecho algo por ellos? En vez de ayudar, no es verdad que condenamos a quienes realmente si hacen?

Por tanto, mis amadísimos hermanos, abramos nuestros corazones al amor, coloquemos nuestras confianza en el Señor, tengamos misericordia con quien necesite de nosotros y miremos en ellos el rostro de Cristo; no critiquemos a los demás, al contrario hagamos también nosotros, porque dándonos nosotros mismos recibiremos cada vez más bendiciones y gracias de parte de Dios.

Anuncios