Etiquetas

Les respondió Jesús: “Yo les aseguro que desde antes que naciera Abraham, Yo Soy” (Jn 8, 58)… Porque desde toda la eternidad, ya Cristo Jesús existe, desde el principio convive con Dios Padre y el Espíritu Santo, desde siempre ha sido el sol que nace de lo alto.

Y es que, desde el principio, Él Es, cuando Noé hizo el arca, ya Él existía; cuando Abraham vio su grandeza, se alegró y dio gloria a Dios; cuando Moisés lo vio cara a cara, su rostro resplandeció; cuando el rey Salomón experimentó su presencia, sólo pidió su sabiduría; pero, mientras estuvo en medio del pueblo de Israel, pocas personas supieron quien era, y esas mismas personas alababan a Dios porque su Reino ya estaba con ellos.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, no seamos ciegos a las maravillas que el Señor nos quiere mostrar en todo momento, desde la salida del sol hasta su ocaso el Señor nos muestra su poder, y en la oscuridad, no nos deja solos; ha querido quedarse en medio de nosotros, a través de la Eucaristía, por medio del sacerdote para perdonar nuestros pecados, enseñarnos su Palabra y como llevar una vida llena de Él.

Anuncios