Etiquetas

, , ,

Jesús les dijo entonces: “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda creatura” (Mc 16, 15)… Después de terminada la Fracción del Pan el Señor nos deja este mandato, nos dice que debemos llevar la Palabra de Dios a todas las naciones, nos dice que nuestra fe tiene que ser activa, tiene que ser compartida, tiene que ser transmitida, porque la fe que no es activa, ni compartida, ni transmitida es una fe muerta.

Y es que en toda celebración Eucarística el sacerdote nos dice siempre: “Podemos ir en paz”, y para que irnos en paz si no es para anunciar la Buena Nueva? Y para que irnos en paz si no es para vivir la Palabra de Dios que se nos ha proclamado? Y si se nos ha infundido el Espíritu Santo durante la Eucaristía, como no irnos llenos de esa paz que sólo viene de lo alto?

Por tanto, mis amadísimos hermanos, no salgamos apresurados de la Eucaristía, desesperados por hacer millones de cosas, salgamos de la Eucaristía con la alegría de haber recibido nuevamente el Espíritu Santo, salgamos de la Eucaristía con la firme intención de llevar la Buena Nueva a nuestro prójimo, a nuestros hermanos, a las demás naciones.

Anuncios