Etiquetas

Jesús dijo a sus discípulos: “Ustedes han oído que se dijo: Ojo por ojo, diente por diente” (Mt 5, 38)… Pero ése no ha sido el amor que Cristo Jesús nos ha venido a enseñar, al contrario, nos dice “si te golpean en la mejilla derecha, preséntale la izquierda”, el amor que nos presenta Cristo Jesús es el de “perdonar no sólo siete veces, sino hasta setenta veces siete”, el amor que nos presenta Cristo Jesús en el que nos hace sacrificarnos por los demás, el amor que nos presenta Cristo Jesús no es más que el servicio a todas las personas, a nuestro prójimo, a nuestros amigos, pero también a nuestros enemigos.

Porque, que sentido tiene que amemos a nuestros amigos? Acaso no es eso mismo lo que hacen las demás personas? Y es que el cristiano (como su nombre lo indica) es precisamente llevar ese amor de Cristo a todas las naciones, no sólo a los conocidos, también a los desconocidos; no sólo a quienes nos hacen el bien, sino también a quienes no nos hacen tanto bien; no sólo a nuestra familia, sino también a aquellas personas que viven lejos de nosotros.

Por eso, mis amadísimos hermanos, llevemos a Cristo, no sólo de palabras, sino también en nuestras vidas, demos a Jesús a todos quienes se nos acercan, en aquel que nos pide prestado, en aquel que nos pide que le acompañemos, en aquel que nos pide nuestra ropa, en aquel que necesita de comer o beber, en el pobre, en el afligido, en el encarcelado, en el enfermo, para que así nos daremos cuenta que Cristo Jesús también esta en esas personas.

Anuncios