Etiquetas

, ,

Jesús dijo a sus discípulos: “Han oído ustedes que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo” (Mt 5, 43)… Pero Dios no quiere eso para nosotros, Dios no quiere que odiemos a ninguna persona, porque el odio proviene del maligno, el odio no permite la entrada en nuestro corazón al amor.

Y si amamos a quienes nos aman y odiamos a quienes nos odian, hacemos algo de extraordinario? No hacen eso mismo las personas de otras religiones? Y si hacemos eso, entonces en vano vino Cristo al mundo, porque Él vino para enseñarnos que Dios es amor, y que debemos amar, incluso, a nuestros enemigos.

Por eso, mis amadísimos hermanos, seamos la diferencia en nuestra sociedad, vivamos intensamente nuestra fe, seamos esa luz de Cristo en medio de la oscuridad, llevemos el verdadero amor a todos quienes nos rodean, y caminemos junto a Aquel que nos ha amado primero para darnos la libertad y la vida eterna.

Anuncios