Etiquetas

Vayan y proclamen por el camino que ya se acerca el Reino de los Cielos (Mt 10, 7)… Éste es un mandato directo de Jesús, vayan; y a quiénes les da este mandato? A cada uno de nosotros, primero nos llama por nuestro nombre, primero nos escoge como sus discípulos, primero nos hace parte de su vida para transformar nuestras vidas y dar testimonio de Él con nuestra transformación.

Vayan y proclamen, no son 2 verbos pasivos, al contrario, son 2 verbos que nos invitan a ser muy activos, nos invitan a estar en movimiento, a ponernos a caminar constantemente, a ponernos a hablar de la Buena Noticia, a hablar del Evangelio de Jesucristo, que el Reino de los Cielos ya está en medio de nosotros, que debemos anunciar su amor para con nosotros, su perdón, su fidelidad, su gracia.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, activémonos y pongámonos en marcha, llevemos la Buena Noticia a nuestro prójimo, seamos portavoces de la misericordia de Dios, que nuestras acciones hablen del amor de Dios, que de nuestros labios salga la Palabra de Dios, que seamos sus instrumentos de salvación, de reconciliación, de perdón, de paz, de concordia, de armonía, de verdad.

Anuncios