Etiquetas

Llamó Jesús a los Doce, los envíos de dos en dos y les dio el poder sobre los espíritus inmundos (Mc 6, 7)… Los envío para llevar la Buena Noticia, para proclamar que el Reino de Dios está ya en medio de nosotros, los envío para curar a los enfermos, los envío para expulsar a los demonios, los envío para que el mundo crea en el Hijo de Dios y se salve.

Y es que nosotros comenzamos a ser esos discípulos a quienes Cristo Jesús envió a proclamar el Reino de Dios por medio del bautismo, porque mediante este sacramento se nos instituye como sacerdotes, profetas y reyes; sacerdotes para celebrar el sacrificio de Jesús en la cruz, reyes porque se nos unge con el óleo sagrado que se usa para ungir a la realeza, y profetas para anunciar la Buena Noticia, proclamar la Palabra de Dios y denunciar las cosas malas que se hacen.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, salgamos a proclamar el Evangelio que se nos ha anunciado, salgamos a anunciar el mensaje de salvación que el mismo Cristo Jesús nos ha dejado, que Él siendo hombre entregó su vida para nuestra salvación, que Él mismo quiso derramar su Sangre para pagar la deuda que tenía la humanidad con Dios.

Anuncios