Etiquetas

El que crea en mí, aunque haya muerto, vivirá (Jn 11, 25)… Porque Él es el camino, la verdad y la vida, de Él proviene la santidad, porque todo fue creado por Él y para Él.

Y es que, habiendo conocido a Cristo Jesús, esta vida se estima en nada, habiendo conocido a nuestro Salvador entendemos que está vida terrenal es un soplo, es pasajera, es como un ayer que no volverá, porque que Él la vida dura por la eternidad, la vida tiene sentido cuando nos acercamos a Él.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, no tengamos miedo a la muerte, ella es una compañera que está con nosotros desde el momento de nuestra concepción, y ella no nos podrá quitar la vida eterna, si creemos en Jesús y si le creemos a Jesús, porque Él tiene Palabras de vida eterna, porque verdaderamente hay vida después de la vida terrenal, y es una vida de amor, de entrega total, de servicios, de unión, de santidad.

Anuncios