Etiquetas

, ,

A esta hora entregaste tu Espíritu,
A esta hora se manifestó tu misericordia,
A esta hora abrieron tu costado
A esta hora nos diste nueva vida.

Fue la humanidad la que murió,
Pero fue tu divinidad quien la resucitó,
Para que al hombre caído por el pecado
En todo fuese rescatado.

Y fue tu Sangre derramada,
De tu costado herido,
El precio de nuestra salvación
Y el Padre aceptara el sacrificio de redención.

Anuncios