Etiquetas

Si quieres ser perfecto, ve a vender todo lo que tienes, dale el dinero a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo, luego ven y sígueme (Mt 19, 21)… Porque lo importante no son los bienes terrenales, que no podemos llevar a la vida eterna, lo importante realmente es ir acondicionando ese lugar que Dios nos tiene preparado en el cielo.

Y como vamos acondicionando ese lugar? Ayudando a los más necesitados, visitando a los enfermos y encarcelados, perdonando a quienes nos ofenden, amando a nuestro prójimo y colocando a Dios primero sobre todas las cosas, siguiéndolo, llevando el Evangelio a todas las naciones, viviendo nuestra vida cargando nuestra cruz, pero con los ojos puestos en Cristo Jesús.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, no nos apeguemos a las cosas terrenales porque ellas son temporales, apeguémonos a los bienes celestiales que son las que nos acercan más y más a Dios, vistamos la armadura de la luz de Cristo, que es la caridad, la oración, el perdón.

Anuncios