Etiquetas

Ay de ustedes escribas y fariseos hipócritas (Mt 23, 23)… Los escribas y fariseos en tiempos de Jesús eran quienes aplicaban las leyes del pueblo judío, eran quienes enseñaban en el templo y en las sinagogas, eran quienes dirigían y guiaban en la fe a los israelitas, pero muchos de ellos lo hacían imponiendo cargas pesadas a las personas, haciendo casi imposible la vivencia plena de la fe.

Hoy, en el cristianismo, no existen los escribas y los fariseos, pero sí existen personas que de una u otra manera imponen cargas a los demás que ni ellos mismos pueden cargar, y no hablo sólo de sacerdotes y obispos, sino también de aquellas personas que dirigimos algún grupo dentro de la Iglesia, algún apostolado, alguna pastoral o simplemente algún catequista.

Así que, mis amadísimos hermanos, oremos mucho a Nuestro Señor Jesucristo por la conversión de esas personas, pidamosle constantemente para que Él toque sus corazones y transforme sus vidas, y sean cada vez nas bondadosos, misericordiosos, amorosos, tal como nuestro Padre celestial es misericordioso y amoroso con cada uno de nosotros.

Anuncios