Etiquetas

Por qué los discípulos de Juan ayunan con frecuencia y hacen oración, igual que los discípulos de los fariseos, y los tuyos, en cambio, comen y beben? (Lc 5, 33)… En necesario hacer ayunos mientras estamos al lado de quien nos ha dado la vida? Seríamos capaces de ayunar en una fiesta o en alguna celebración importante?

Si el centro de nuestras vidas es Cristo Jesús, por qué no lo visitamos en la Eucaristía? Por qué nos privamos de comer su Cuerpo y beber su Sangre? Por qué dejamos de asistir por cualquier razón? No es Él nuestro alimento que nos lleva a la vida eterna? Si Él es el esposo de la Iglesia, no es acaso la Eucaristía un banquete de bodas la que Él nos ha preparado y nos ha servido?

Por eso, mis amadísimos hermanos, si estamos de fiesta, comamos el Cuerpo de Cristo y bebamos su Sangre, porque su Cuerpo y su Sangre son comida y bebida para la eternidad, si sentimos en nuestro corazón el gozo y la alegría de este gran banquete no dejemos de dar gracias a Dios, además, no dejemos de orar, no dejemos de conversar con quien ha entregado su vida para que nosotros tengamos vida en abundancia.

Anuncios