Etiquetas

Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, pues yo les digo que sus ángeles, en el cielo, ven continuamente el rostro de mi Padre, que está en el cielo (Mt 18, 10)… No sólo despreciar a in niño, sino cualquier persona, porque cada uno de nosotros tiene un ángel custodio, aunque pensemos y creamos que son cuentos de niños es real, tenemos ángeles que están todo el tiempo cuidándonos.

Ellos están a nuestro servicio, nos protegen, nos guían, pero respetan nuestras decisiones, nos alarman de alguna manera de nuestras malas decisiones, pero al momento de nosotros tomarlas no se meten en ellas, nos ayudan también y de manera muy especial en la batalla contra el maligno, uno de los momentos más especiales es en la Eucaristía porque son quienes llevan y entregan nuestra petición a Dios, y como están siempre en comunicación con Él, interceden por nosotros.

Así que, mis hermanos muy amados, pidamos a nuestros ángeles custodios siempre su intercesión ante Dios, usemoslos siempre, porque ellos están a nuestro servicio, porque ellos nos guían, porque ellos están para cuidarnos y protegernos, pidamosles que nos ayuden en nuestras necesidades y también permitámosles que puedan actuar en nosotros.

Anuncios