Etiquetas

El Señor le respondió: “Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria (Lc 20, 41 – 42)… En toda nuestra vida estamos pendientes de muchos cosas que nos afanan, de cosas que hasta son efímeras, de cosas que no nos llevarán a ninguna parte y, sin embargo, tenemos todo cuanto necesitamos en frente, pero no nos damos cuenta de ello.

Y es que lo más importante es la comunicación con Dios, en la vida tendremos muchas llamadas de atención, vamos a tener muchos momentos de angustia, incertidumbre, preocupaciones, fracasos, e incluso éxitos, pero lo más importante de todo es la oración, porque en la oración encontramos paz, tranquilidad, sosiego, calma, alegría, satisfacción, amor.

Así que, mis hermanos amadísimos, vivamos la alegría de estar con nuestro Señor en nuestras vidas, no estemos como Marta, preocupados por tantas cosas, al contrario, estemos como María, a los pies de Cristo Jesús, Maestro nuestro, escuchando su Palabra, recibiendo en el corazón sus enseñanzas.

Anuncios