Etiquetas

Cuando los lleven a las sinagogas y ante los jueces y autoridades, no se preocupen de cómo se van a defender o qué van a decir, porque el Espíritu Santo les enseñará en aquel momento lo que convenga decir (Lc 12, 11 – 12)… Y es que el Espíritu Santo es quien guía a la Iglesia y a todos sus miembros, es quien tiene el rumbo de esta barca que ha fundado Cristo Jesús en Pedro, y que su sucesor hoy en día es el Papa Francisco.

Además, no es eso lo que recitamos en el Credo de Nicea-Constantinopla? Creo en el Espíritu Santo (…) que habló por los profetas? No fue al Espíritu Santo que nos dejó Cristo Jesús en Pentecostés? No es mediante Él que podemos tener el valor de llevar el Evangelio a todas partes? No es por medio del Espíritu Santo que somos capaces de comprender muchas cosas que provienen de Dios?

Por eso, mis amadísimos hermanos, no dudemos de la presencia del Espíritu Santo en medio de nosotros, no neguemos su actuación en la historia de la salvación y en la Iglesia, porque Él nos sacrifica, nos llena de vida, nos bendice y nos reparte sus dones, según los diferentes carismas que puedan existir.

Anuncios