Etiquetas

Jesús dijo: “¿A qué se parece el Reino de Dios?” (Lc 24, 18)… No es que Jesús no sepa comparar el Reino de lo Cielos con las cosas cotidianas de cada uno de nosotros, sino que busca la manera de que nosotros pensemos un poco y analicemos por las cosas que Él nos ha dicho y ha hecho, quiere que nosotros también indaguemos en el hecho de como sería la vida después de la muerte para este mundo.

Y es que el Reino de los Cielos es semejante a muchas cosas de este mundo, las cosas sencillas, cosas naturales, cosas que estamos acostumbrados a ver y que no percibimos por lo cotidiano de verlas, cosas que en la mayoría de las veces pasan desapercibidas porque queremos ver cosas extraordinarias, queremos ver cosas extravagantes, cosas exuberantes.

Así que, mis amadísimos hermanos, no nos dejemos llevar por lo grandioso que pueda hacer el hombre, más bien, dejémonos llevar por lo simple y sencillo de la naturaleza y veremos cómo sería el Reino de Dios, dejémonos llevar por lo humilde de la naturaleza y así entenderemos el Reino de Dios.

Anuncios