Etiquetas

Jesús se retiró al monte a orar y se pasó la noche en oración con Dios (Lc 6, 12)… Y es que en cada acontecimiento importante de su vida se muestra a Jesús esta frase: “Sube al monte a orar”, y cuando eligió a los doce discípulos no fue la excepción, éste fue un momento decisivo para su ministerio público porque escogería a aquellos hombres que lo acompañarían hasta su muerte.

Y a quiénes eligió? No fue gente importante para la época, no fue gente de la élite ni sabios, sino gente que era pobre, gente común y corriente que pasa desapercibida entre la multitud, e incluso gente analfabeta como lo menciona el texto: “Estas personas no saben leer y escribir, y reconocieron que eran discípulos de Jesús”, porque para seguir a Cristo Jesús sólo hace falta una cosa importante: dejarse moldear, ser humildes y reconocer que necesitamos de su ayuda.

Por eso, mis amadísimos hermanos, Él nos ha elegido para que le sigamos, nos ha elegido para enseñarnos el Reino de los Cielos, nos ha elegido para que llevemos esas enseñanzas que nos ha dado para que la llevemos a todas partes, nos ha escogido para que seamos portavoces del mensaje de salvación y así todas las personas se salven y puedan llegar a la vida eterna.

Anuncios