Etiquetas

Dichosos serán ustedes cuando los injurien, los persigan y digan cosas falsas de ustedes por causa mía (Mt 5, 11)… Que es lo importante de esto? Que no nos separemos del amor de Dios, como dice el Apóstol: Que nos separará del amor de Dios ¿La persecución? ¿El hambre? ¿La desnudez?; y como dice en otro lugar: todo esto lo soporto en aquel que me fortalece.

Si nos injurian y nos calumnian por el Evangelio, debemos sentirnos dichosos porque hay una recompensa por todo ello, una promesa que será cumplida, dichosos nosotros si somos señalados por causa de la Buena Noticia, porque nuestra recompensa será grande en el Cielo, donde nada ni nadie se podrá llevar ese tesoro que hemos acumulado.

Así que, mis amadísimos hermanos, a causa del Evangelio seremos perseguidos, a causa del Evangelio seremos humillados, a causa del Evangelio seremos señalados, pero tenemos que tener en cuenta que cuando es así, es porque no somos nosotros quienes vivimos sino Cristo Jesús quien vive en nosotros y es a Él a quien persiguen y señalan verdaderamente.

Anuncios