Etiquetas

Vengan, benditos de mi Padre (Mt 25, 34)… Y a quiénes llama benditos? Por qué los llama así? Son aquellas personas que han sido capaces de entregar su vida a los demás, son aquellos que han acogido el Evangelio y lo han puesto en práctica.

Y como podemos colocar en práctica el Evangelio? Guardando esa Palabra en el corazón, y desde allí podremos hacer todo cuanto el Señor nos pide, visitar a los enfermos y encarcelados, dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, en definitiva, todo se resume en un sólo mandamiento, amando al prójimo como a nosotros mismos, y la mejor manera de amar al prójimo es dando la vida por ellos, sirviéndoles.

Así que, mis amadísimos hermanos, estemos siempre pendientes de que nos dice el Señor, estemos siempre alerta y escuchemos atentamente su Palabra, porque en ella está la salvación de todos nosotros, guardémosla en nuestro corazón para que pueda ser fecunda en nosotros y podamos dar frutos de salvación, para nosotros mismos como para quienes están a nuestro alrededor.

Anuncios