Etiquetas

Creen acaso que Dios no hará justicia a los elegidos, que claman a Él día y noche, y que los hará esperar? (Lc 18, 7)… Creemos verdaderamente que Dios nos ama realmente? Nos sentimos, de verdad, hijos predilectos de Él? Sentimos su presencia en medio de nosotros?

Y es que, es tanto su amor para con nosotros que no sólo nos quiso crearnos, sino que al final de los tiempos envió a su Hijo Cristo Jesús para que entregara su vida por nosotros, para salvarnos del pecado y de la muerte, para enseñarnos a vivir según la voluntad del Padre creador del cielo y de la tierra, y no conforme con todo eso, nos deja, después de la ascensión de Cristo a los Cielos, al Espíritu Santo, para que nos acompañe en nuestro caminar por este mundo, para que consigamos consuelo, para que no estemos sólos.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, no dejemos de orar nunca, no dejemos de comunicarnos con Dios, expresemosle nuestras alegrías y nuestras tristezas, hagamos a Dios nuestro amigo, nuestro hermano, nuestro Padre amoroso, a quien le contamos nuestras cosas, para que nos guíe e ilumine y así tomemos las mejores decisiones, porque Él quiere lo mejor para nosotros, Él quiere nuestra salvación, Él quiere que vivamos con Él hasta la eternidad.

Anuncios