Etiquetas

Síganme y los haré pescadores de hombres (Mt 4, 19)… Este “Síganme” implica muchas cosas, nos invita a dejarlo todo, nos llama para vivir sin apegos en este mundo, no lleva a vivir un nuevo proyecto de vida que lo incluya a Él, porque conoce nuestra vida mejor que nosotros mismos.

Pero no nos invita a seguirle nada más, nos invita para que por medio de nuestro testimonio de vida podamos darlo a conocer, y para poder dar nuestro testimonio de vida debemos ver sus acciones y debemos dejar que Él nos instruya, debemos dejar que Él nos enseñe a vivir como debe ser, debemos saber cual es su plan de salvación para cada uno de nosotros y hacerlo parte de nosotros.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, escuchemos hoy la voz del Señor, sintamos ese llamado que el Señor nos hace desde donde estamos, en el trabajo, en la universidad, en la escuela, siendo soltero o casado, viudo o divorciado, y vivamos con nuestros corazones ese proyecto que Dios tiene para cada uno de nosotros, que no es más que vivir con Él y en Él la vida eterna, la santidad.

Anuncios